Domingo 04 de diciembre de 2022 - Edición Nº247

Rutas

ESTATIZACION DEL ACARREO

Acuerdo entre Larreta y Moyano por los empleados de las grúas que cobrarán millonarias indemnizaciones

Los afiliados de Camioneros serán despedidos y recontratados para seguir prestando los mismos servicios hasta la nueva licitación. Son 350 trabajadores que cobrarán indemnizaciones de la Ciudad de hasta $ 4 millones.


Por: Redacción TYL

Tras varias semanas de negociaciones y en medio de amenazas de Pablo Moyano de hacer un paro con movilización, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta firmó un acuerdo con el gremio de Camioneros para dar por terminado el conflicto con los empleados por la estatización del sistema de grúas.

Desde este sábado, cuando la administración porteña empiece a gestionar el acarreo de vehículos, unos 350 trabajadores que pertenecían a las empresas Dakota y BRD pasarán a depender de SBASE, la empresa estatal que controla los subtes, donde mantendrán el convenio de Camioneros hasta que pasen a la empresa que gane la futura licitación para controlar el servicio de grúas.

Esos 350 trabajadores que pasarán a CABA serán despedidos, indemnizados y luego recontratados por la gestión porteña con los mismo sueldos que tenían hasta ahora.

El gobierno porteño argumenta que la indemnización ya estaba prevista en el contrato de concesión del servicio de grúas, y por eso no tenía otra alternativa que pagarlas.

Las indemnizaciones llegarán hasta los $ 4 millones para los camioneros con más antigüedad; aunque en promedio serían de unos $ 2 millones, según fuentes porteñas.

Además de las indemnizaciones los dirigidos por los Moyano consiguieron quedar bajo la tutela de SBASE y no de AUSA, la empresa que gestionará el acarreo de las grúas. De esa manera lograron mantener el convenio laboral de  Camioneros y conservar todos los beneficios que venían teniendo. Si quedaban en AUSA, pasaban a estar encuadrados bajo los convenios laborales de Comercio y la UOCRA.

Con respecto a la nueva licitación, desde el gobierno porteño indicaron que ya accedieron a los pliegos unas 12 empresas interesadas en el negocio que el 21 de octubre deberán presentar sus ofertas.

Las empresas Dakota y BRD tenían la licitación vencida desde el 2001, pero siguieron operando gracias a prórrogas otorgadas por las anteriores administraciones porteñas con el argumento de que no podían alterar la situación por amparos judiciales.

Por el millonario negocio, las empresas pagaban un canon de 55.000 pesos mensuales que recuadaban en menos de un día de trabajo.

Desde la Ciudad aseguran que -más allá de las negociaciones con los camioneros- a mediados de 2023 estará funcionando el nuevo sistema de acarreo. Toda la Ciudad tendrá el servicio de grúas que se dividirá en tres zonas.

Con el nuevo contrato el Estado porteño no cobrará un canon. Abonará una mensualidad a las compañías ganadoras por el servicio y la recaudación del acarreo quedará para la Ciudad.

El acuerdo del gobierno porteño con los Moyano podría originar roces con socios de Juntos por el Cambio como Elisa Carrió, quien había cuestionado la prórroga de los contratos existentes con Dakota y BRD porque las empresas habían cumplido “21 años de servicio irregular”.

La Coalición Cívica estaba dispuesta a sumarse en la Legislatura porteña a 28 diputados opositores del llamado “frente antigrúas” que impulsaban una sesión especial para suspender el sistema de acarreo. Ante esa situación que lo dejaba expuesto politicamente. Rodriguez Larreta salió de apuro a disponer la estatización temporaria del servicio, sin tener en cuenta las complicaciones laborales que le terminaron costando a la Ciudad las millonarias indemnizaciones a los empleados de las grúas.

La Ciudad se hará cargo a partir de este sábado de operar el servicio de grúas y acarreo en forma transitoria. Se trata de una etapa de transición entre la concesión anterior y el nuevo sistema, cuya licitación ya está en marcha. 

Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias