Domingo 04 de diciembre de 2022 - Edición Nº247

Cielos

CAMBIOS EN ESTADOS UNIDOS

Anticipan cómo serán las nuevas técnicas y metodologías de controles de seguridad en aeropuertos

La Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos anticipó las nuevas medidas de control y las novedades tecnológicas que se implementarán para mejorar la seguridad aeroportuaria


Por: Redacción TYL

 La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) de Estados Unidos anticipó cuáles serán las nuevas modalidades de control y medidas de seguridad que se van a implementar en los próximos meses en los aeropuertos.

Tras los ataques terroristas de septiembre de 2001, las medidas de seguridad aeroportuarias se han ido intensificando y perfeccionado hasta alcanzar un grado extremo de control.

Si bien muchas de las medidas iniciales se mantienen vigentes, la JST se apresta a introducir una serie de cambios y la incorporación de nuevas tecnologías en los puestos de control de las terminales aéreas.

Según un informe de “The Washington Post”, las principales modificaciones en camino y los cuidados que deberán tener los pasajeros perfilan el siguiente escenario para los aeropuertos de Estados Unidos.

--Ya no será necesario sacar y mostrar aparte los aparatos electrónicos y líquidos de uso personal.  Los “viajeros de confianza” podrán dejar sus aparatos electrónicos y su bolsa de líquidos, geles, pastas y cremas dentro de su equipaje de mano en los controles de seguridad.  

--La TSA ha adquirido y desplegado en las terminales aéreas 300 nuevos escáneres de tomografía computarizada (TC) de rayos X, la misma tecnología que utilizan los hospitales para los pacientes. Los equipos tridimensionales proporcionan una imagen más detallada y completa del contenido de una valija que los anteriores modelos bidimensionales. Los inspectores podrán hurgar electrónicamente en el interior del equipaje, lo que reducirá la frecuencia de los controles manuales.

 --Las nuevas máquinas agilizan la seguridad en múltiples frentes. Las bandejas donde se colocan los equipajes estarán etiquetadas con una identificación por radiofrecuencia (RFID) que ayudará a los agentes a seguir el estado de los artículos. Una vez que las bandejas salen del escáner, son enviadas a una de las dos rutas: al pasajero que espera al otro lado o a una zona donde un agente realizará un control adicional. Las vacías, mientras tanto, volverán a su punto de partida, lo que elimina la escasez de contenedores en el punto de entrada y los amontonamientos en la línea de llegada.

--Por el momento, se mantendrá la prohibición de llevar líquidos que contengan más de 30 ml. Los pasajeros con excepciones, como las personas que viajan con bebés, padres lactantes o viajeros con necesidades médicas, pueden llevar líquidos que superen ese límite.

 --En cuanto a los calzados, se pondrá en marcha un programa piloto de prueba de máquinas que inspeccionan al pasajero de abajo hacia arriba.  Otra forma de evitar quitarse los zapatos es si un perro detector de bombas de la TSA te inspecciona en la fila y sigue de largo.

--En caso de que se disponga un cacheo ya no se asignará un agente masculino o femenino en función de la apariencia del viajero. En su lugar, los agentes pulsarán un único botón (antes pulsaban un botón masculino o femenino) y el pasajero podrá elegir el sexo del agente que prefiera.

--También está bajo análisis la posibilidad de eliminar el controvertido procedimiento de frotar los cabellos que podrían molestar a los viajeros cuyos peinados están asociados con una práctica cultural o creencia religiosa.

--Se avanzará con la implementación de nuevos mecanismos y métodos de identificación mediante la autoseguridad, una tendencia que dará a los pasajeros más responsabilidades y autonomía, de forma similar al check-in y el etiquetado del equipaje. Los pasajeros que salgan de aeropuertos con unidades tecnológicas de autenticación de credenciales no tendrán que presentar sus tarjetas de embarque a un agente. Bastará con una identificación oficial como el pasaporte.

--En algunos niveles de seguridad, los pasajeros escanearán sus propios documentos de identidad con un sistema de contactless. La identificación se sincronizará con la información de la reserva de la aerolínea e informará al agente de control de que el portador es un pasajero con billete y puede pasar por seguridad. El control de identidad del futuro también podría incluir una cámara que tome una foto del pasajero y coteje la imagen de su rostro con su identificación.

--El objetivo a largo plazo es establecer puertas electrónicas que permitan a los pasajeros pasar por el control de seguridad de forma tan rápida e indolora como pasar su tarjeta en una estación de metro.

Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias