Domingo 04 de diciembre de 2022 - Edición Nº247

Rutas

JUAN CIANCAGLINI / TRANSPORTE RÍO NEGRO

"Los subsidios nacionales no alcanzan y las provincias hacemos un esfuerzo enorme para mantener las líneas de colectivos"

El Secretario de Transporte de Río Negro, Juan Ignacio Ciancaglini consideró que los mayores subsidios presupuestado para el interior en 2023 resultan insuficientes. Reclama un reparto más equitativo por ley. El desafío de la conectividad provincial


Por: Redacción TyL

Abogado egresado de la Universidad Nacional del Sur (UNS), Juan Ignacio Ciancaglini es desde hace ocho años el Secretario de de Transporte de la provincia de Río Negro. Fue nombrado en el cargo por el ex gobernador Alberto Weretilneck y tuvo continuidad luego de la asunción de la actual mandataria , Arabela Carreras.

– En el Congreso, los representantes de las provincias del interior le arrancaron al Ejecutivo un aumento en los subsidios para los colectivos del interior para 2023 que llegará a $85.000 millohes. ¿Alcanza con ese monto para transitar todo el próximo año y afrontar los mayores costos operativos?

– Va a volver a ser insuficiente y pasará lo que sucedió este año, que por más que se aumente el fondo, se aumentan en porcentajes que no tienen que ver con la inflación. Se aumentó la mitad de la suba que tuvieron los costos del transporte en lo que del año. Ese aumento en el Presupuesto 2023 va a significar, incluso, un porcentaje menor a lo que se incrementó el año pasado y no alcanzó. Hay que trabajar por una ley donde todas las provincias puedan expresarse. Desde el COFETRA  ya hubo presentaciones en Cámara de Diputados y cada provincia ha hecho lo suyo. Incluso los gobernadores están discutiendo un aumento en el presupuesto para poder seguir garantizando el sistema de transporte. 

– Sin embargo, el ministro Alexis Guerrera defendió en Diputados la actual distribución de los subsidios y justificó el porcentaje mayoritario que reciben las empresas del AMBA

– Si el AMBA tiene más cantidad de pasajeros, la tarifa es más fácil de sostener. Hay sistemas de transporte que tienen menos cantidad de pasajeros y distancias mucho mayores para brindar el servicio. Y son los gobiernos provinciales los que vienen incrementando año a año sus aportes en subsidios. 
Está a la vista que no funciona, que hay que repartir distinto para poder tener pasajeros que tengan el mismo derecho de pagar una misma tarifa o por lo menos que no exista esta diferencia de cuatro a uno en las tarifas del interior respecto del AMBA. En Río Negro, con todo lo que aporta el gobierno provincial, sumado al aporte de Nación, un pasajero tiene que pagar $100 para que el sistema sea viable contra los $25 que pagan en el conurbano para subirse a un colectivo.

– ¿Cómo se expresa en números, cuánto aporta el gobierno nacional y cuánto la provincia?

– En total, el Estado nacional aporta  $ 45 millones y el Estado provincial aporta otros $ 65 millones mensuales. Sin contar a su vez con lo que cada municipio aporta de acuerdo a lo que considera en los servicios urbanos. 

– ¿La provincia de Río Negro apoya el reclamo por más subidios para el transporte del interior del país?

– Nosotros estamos acompañando porque formamos parte del COFETRA. Y cada encuentro coincidimos en la necesidad de un cambio. No es ir en contra del AMBA,  sino tratar de equiparar y que ese reparto que hace el Estado Nacional sea equitativo. Es necesario la sanción de una ley en el Congreso para solucionar la cuestión de fondo. Y que el Consejo Federal de Transporte sea el órgano para expresar las necesidades, las circunstancias y las distintas ealidades de cada una de las jurisdicciones. La gente necesita tener el servicio público y la necesidad del Estado debe garantizar a lo largo de toda la geografía.
Tenemos una línea provincial que une siete localidades en el valle medio, que tiene 90 km de punta a punta y que en muchos tramos lleva muy pocos pasajeros. Hay horarios en el que el Índice de Pasajeros por Kilómetro (IPK) es casi nulo. Y la provincia tiene que seguir garantizado el servicio para llevar a la gente al hospital, a una escuela o  a su trabajo. Por ahí no son horarios pico donde el índice de pasajeros por kilómetro es muy menor y eso hace que los costos suban, que de alguna forma hay que compensarlo y poder seguir garantizando el servicio. 

--Eso de ningún modo está representado hoy en la distribución que se hace de los subsidios nacionales hacia el interior  

– Para nada representado. Los subsidios de Nación son 80% para el AMBA y 20% al interior. Entonces las provincias tenemos que equiparar esa cuestión, esa diferencia, con aportes provinciales y lamentablemente con lo que no queremos hacer, que es la actualización de la tarifa a medida que van cambiando o aumentando los costos en el servicio.

--¿Cómo está el boleto mínimo?

 --Hoy tenemos un boleto mínimo en la provincia de Río Negro de $96. Cuando en el AMBA, con un IPK (Índice Pasajero por Km) mucho más alto, el boleto más alto está a $25. Eso es una inequidad manifiesta y estamos batallando para cambiar.

–¿Cuál es la solución a un tema que parece crónico?

– Es imposible que las provincias dejen de recibir el subsidio nacional. Es lo que a partir del primero de enero del 2019, se buscó y fue imposible.Las provincias tienen que hacer un esfuerzo enorme para poder seguir garantizando las prestaciones. Es necesaria una ley que cambie esta cuestión de fondo.

¿También reclaman porque tampoco hay parámetros claros para entender cómo se distribuyen los subsidios que se envían al interior?

-- Exáctamente, acá nos tenemos que manejar con parámetros objetivos: cantidad de trabajadores, cantidad de vehículos, kilómetros a recorrer por cada servicio, el IPK en cada uno de los servicios, y de esa forma hacer un reparto equitativo. No alcanza solamente con aumentar el fondo compensador al transporte y presupuestar una mayor cantidad de dinero. Estamos pidiendo también parámetros objetivos de reparto para poder equiparar los distintos sistemas.  
  
-- ¿Hay quejas de los usuarios por el costo del boleto?

--El pasajero reclama en cada actualización. El boleto mínimo de $100 cubre garantiza 10km y las extensiones acá son mucho mayores. Así una persona que necesita viajar 40km, está pagando un pasaje arriba de los $500, más la vuelta, tiene más de $1.000 diarios para llegar a su lugar de trabajo en transporte público. Entonces el reclamo de la gente existe y se entiende.  

– ¿Y las empresas cómo están?

-- En el tema empresarial pasa lo mismo. Sii desde las jurisdicciones provinciales no escuchamos los reclamos y necesidades de los empresarios corremos el riesgo de quedarnos sin transporte y eso es algo que no podemos premitir.

– ¿El parque automotor cómo está?

-- También es un tema de preocupación. En Río Negro ha habido empresas que se han arreglado como para cambiar los colectivos y tenemos líneas que tienen vehículos casi 0km,. Cambiaron parte de su flota y por suerte lo venimos manteniendo con una antigüedad que no supera los 4 o 5  años de promedio. Destaco y valoro el esfuerzo de las empresas.

–¿Qué es lo que mejor se ha hecho en la provincia con el tema transporte?

– El principal objetivo en la provincia siempre fue la conectividad en sí. Geográficamente nuestra  provincia es muy extensa, vamos desde el mar a la cordillera.Tenemos Viedma en el Atlántico y uno de los principales centros turísticos del país que es Bariloche a 1.000 kilómetros de distancia. Y también tenemos, en el Alto Valle de la provincia, dos ciudades como son Cipolletti y General Roca que presentan la mayor cantidad de población de la provincia. Toda esa diversidad hace muy necesaria la conectividad con el transporte.  El principal objetivo es garantizar esa conectividad en toda la provincia mediante un sistema sustentable. 

– ¿Cómo es el sistema de transporte en Río Negro?

– Las empresas son privadas y hay 8 municipios que tienen su propio servicio urbano con aportes del gobierno provincial. Además tenemos alrededor de 8 empresas provinciales. El Estado Nacional reparte subsidios a los municipios y solamente a dos empresas provinciales. La provincia garantiza el resto, incluso hemos sumado aportes a El Bolsón que no tiene subsidio del Estado nacional.

– ¿Hay alguna obra de infraestructura para el transporte?

-- Si. Hay varios proyectos de terminales de pasajeros con convenios firmados. La de Viedma, iniciada y muy avanzada. Bariloche, San Antonio, El Bolsón y Villa Regina. En los casos que se recibieron los fondos nacionales, se iniciaron las obras.

–¿Están reclamando la vuelta del tren de Bahía Blanca-Patagones-Viedma?

– La provincia tiene la concesión del Tren Patagónico, y junto al presidente de la empresa - -Daniel García-, se están haciendo gestiones para la renovación de la concesión del tramo Viedma - Bariloche y el retorno del servicio suspendido en 1995 entre  Bahía Blanca - Viedma -Carmen de Patagones por necesidades sociales y turísticas. Poder unir Bahía Blanca y ya que estamos, Buenos Aires con Bariloche y con Viedma también y Patagones sería ideal y para eso se está trabajando.
  
– Fue una promesa de Massa, la última vez que visitó Viedma
– Si, fue lo que se anunció y se que se está trabajando y muy bien en eso. Lo bueno es que todos entienden que es una necesidad más que importante y prioritaria el restablecimiento de ese servicio. 

– ¿Cómo están los servicios de transporte para contingentes turísticos en la provincia?

– Tenemos alrededor de 1.000 vehículos habilitados con sus choferes para hacer el transporte turístico y especial. Pasó la pandemia, la actividad de transporte fue la primera que se suspendió y la última que se rehabilitó. El Estado provincial dijo presente. Tomamos la medida de extender la antigüedad de la vida útil de los vehículos tres años más. 

--¿Les dieron subsidios también? 

–  Se los acompañó siempre. Fueron subsidios indirectos para que no paguen la tasa de fiscalización durante un año y medio. Descuentos en los talleres de revisión técnica, suspensión del cobro del impuesto automotor y planes de pago para tributos provinciales.

Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias