Domingo 04 de diciembre de 2022 - Edición Nº247

Logística

JORGE D’ONOFRIO / TRANSPORTE BUENOS AIRES

"Hay que habilitar líneas troncales de colectivos y cambiar el sistema de subsidios para orientarlo a los usuarios"

El ministro de Transporte bonaerense. Jorge D'Onofrio trazó un balance de sus primeros 11 meses de gestión y abordó las cuestiones salientes referidas a subsidios, colectivos, cargas, VTV, licencias de conducir y el aeropuerto de La Plata


Por: Redacción TYL

Jorge D’Onofrio es el primer ministro de Transporte de la provincia de Buenos Aires. Es abogado e ingresó al gabinete de Axel Kicillof a fines del año pasado. En el ámbito legislativo ocupó bancas en el Senado y en la Cámara de Diputados de la provincia. Referente del Frente Renovador que lidera Sergio Massa, D´Onofrio tambié fue candidato a intendente del partido de Pilar.

– Usted mencionó la necesidad de hacer un replanteo de todo el sistema de transporte público en el AMBA. ¿A qué se refiere?

–Tenemos que sentarnos a revisar el sistema de transporte. Tenemos recorridos de las líneas de hace 50 o 70 años en donde el colectivero iba a buscar al pasajero. Entonces tenemos veinte cuadras para adelante, quince para la izquierda, parecen el recorrido del Amazonas cada una de las líneas. Hay que construir líneas troncales, pero además un sistema de transporte más limpio, más masivo, que permita también no solo que la gente que hoy utiliza el transporte público viaje más cómodo y más seguro, sino también que muchísima gente que utiliza su vehículo lo deje en la casa y así contribuir a que haya menos polución en el planeta. 

–También habló orientar los subsidios a los usuarios. ¿Cómo sería eso?

– Tiene que ver con cambiar el sentido del subsidio. Subsidiar a la demanda y no la oferta, poder nominalizar entradas de cada uno de los usuarios de los subsidios.La provincia de Buenos Aires ya lo está haciendo: a todos los estudiantes de universidades nacionales les generamos una tarjeta SUBE con su nombre y se les carga 45 viajes en el mes. Se precarga para que puedan ir a la Universidad.  Ese mismo sistema lo podemos aplicar con todos los usuarios y hasta nos daría la posibilidad también de segmentar el subsidio dependiendo de la capacidad contributiva de cada persona.

– Usted marcó que la falta de colectivos en algunos lugares del conurbano contrasta con unidades que circulan semi vacías en CABA. ¿Se está trabajando sobre eso?

– En principio lo que tenemos es un crecimiento demográfico y una demanda insatisfecha que fundamentalmente se expresa en el tercer cordón del conurbano. El segundo y el tercer cordón son los que más han crecido. 
Desde la Provincia estamos esperando que se ponga en marcha el nuevo ente regulador de transporte del AMBA, donde Nación, Provincia y Ciudad puedan discutir modificaciones al sistema. Porque a las seis de la tarde es imposible subirse a un colectivo para volver a cada uno de los barrios después de una jornada de trabajo. A la misma hora se ve en el primer cordón y en la Ciudad Autónoma unidades vacías prácticamente sin llevar a nadie. O vemos también cómo viaja la gente en hora pico, y la misma cantidad de unidades circulan en horas valle sin ser utilizadas. Por eso estamos trabajando primero en generar las condiciones y el ámbito donde discutirlo y poder sanearlo. 

–¿Cuánta plata pone la Provincia en compensaciones al transporte y cuánta recibe de Nación para sostener el sistema? 

– Tenemos dos realidades, el transporte del AMBA y el transporte del interior provincial.
En el AMBA tenemos más de 250 líneas. El 91% del subsidio lo pone la provincia y el 9% restante tiene que ver con atributo social, descuento a jubilados etc. En el interior, históricamente era 60% aportes de la Nación y 40% de la provincia. Esto ha ido cambiando. Hoy la provincia de Buenos Aires aporta el 70% de las compensaciones hacia el interior provincial y el gobierno nacional entrega el 30%.  Es el esfuerzo que estamos haciendo los bonaerenses para que no siga creciendo la brecha de lo que se paga por un boleto en la zona del AMBA respecto del costo en el interior.

–¿La Provincia está al día con los pagos?

– Construimos nuestro propio sistema de liquidación,y dentro de las 48 horas que llega la liquidación de Nación hacemos las transferencias. Si hay alguna demora en el Interior, no es por falta de fondos o demoras administrativas, sino porque si no está toda la liquidación completa con presentación de certificados y todo lo que se requiere, Tesorería de la provincia no paga hasta que cumplimentemos la documentación. Prácticamente no tenemos deudas.

– Usted había acusado a los empresarios que hicieron el lock out patronal de tener de rehén a la gente y los culpó de generar caos, e incluso habló de un trasfondo político.

–No creo que haya habido manipulación política porque en definitiva el acuerdo que se terminó arribando fue lo que dijimos el primer día la primera mesa, en donde se declaró el lock out patronal. Porque recuerden eso sucedió en medio de una crisis económica con cambio de ministros de Economía donde obviamente hubo un quiebre en la cadena de pagos. Le planteamos seriamente como hacer. Al final se terminó pagando de la misma manera y acordando como dijimos el primer día. Así que tuvimos tres semanas de rehén a la gente para que realmente se cumpla lo que habíamos prometido el primer día.  Tenemos que trabajar todos juntos y planificar cómo mejoramos. El empresario defiende su negocio, los trabajadores pelean por sus derechos, y eso nos parece muy bien. Nosotros tenemos la obligación de velar por todos los usuarios y todos los ciudadanos que necesitan movilizarse. 

–A propósito del crecimiento urbanístico funcionan  “servicios informales, concretamente transporte trucho, desde colectivos, combis y hasta remises”. ¿Eso le preocupa? ¿Hay alguna acción en ese sentido? 

– Sí, absolutamente. Al haber una demanda insatisfecha, obviamente surgen respuestas de la marginalidad. No hay que ser muy experto para reconocerlo. Más allá de los controles que hacemos, porque es una cuestión de seguridad vial y de seguridad de las personas, lo primero que tenemos que hacer es resolver desde el Estado es la falta de transporte en algunos lugares antes de solamente prohibir o sacar de circulación este tipo de vehículos. Pero bueno es una cosa que se tiene que hacer en paralelo porque en definitiva el objetivo es que la gente viaje segura y esa es nuestra responsabilidad. 

–¿Cómo va a ser el nuevo esquema de concesión de la VTV? 

– Está a la firma del gobernador. El nuevo sistema va a ser llamado a licitación en los próximos días. Mucho no puedo ampliar. Va a haber prácticamente el doble de talleres, un nuevo sistema de turnos de pago y fundamentalmente obleas electrónicas para evitar falsificaciones y esa cuestión horrible que es tener cinco, seis, diez calcos pegados en el parabrisas con uno va a ser más que suficiente. 

– ¿Era un tema muy postergado en la Provincia?

– Hay crisis que se van acumulando, cuestiones que no son priorizadas. El gobernador creó el ministerio de Transporte y puso la prioridad en estos temas. En muy pocos meses ya estamos hablando de una gran transformación en el área. Con temas que 
estamos a punto de implementar. Por ejemplo, el protocolo de actuación unificado entre agencias federales, agencias provinciales y municipios para el control de carga. El control nos va a permitir además evitar la evasión, tener rutas más seguras y, fundamentalmente, que la gente esté cada vez mejor. 

– A 11 meses de asumir como el primer ministro de Transporte de la provincia de Buenos Aires, ¿qué tema puede decir: “acá avanzamos, ésto lo hicimos”?

– Nos pusimos varios objetivos: en la seguridad vial obviamente bajar los índices accidentológicos que tiene la provincia, por eso  el proyecto Alcohol Cero que ya tiene media sanción en el Senado y se va a tratar en Diputados. 
Firmamos un convenio con el ministerio de Educación para implementar el programa Licencia Jóven, un taller extraprogramático para capacitar a todos los chicos que estén por cumplir los 16 años. Quienes aprueben el taller, tendrán el teórico aprobado para su primera licencia. 

– ¿Y respecto al transporte de cargas y de pasajeros?

– En lo que tiene que ver con transporte de carga estamos generando las condiciones para que los costos de logística sean cada vez menores para hacer más eficiente el costo del transporte. Estamos trabajando muy fuertemente con el ministerio de Transporte nacional, con los municipios, con los consorcios portuarios, en nodos de transportes multimodal también y la articulación con los ferrocarriles que es fundamental. 

En la fiscalización del transporte de carga estamos iniciando ahora junto con AFIP, ARBA y otras dependencias provinciales y nacionales controles que tienen que ver con un protocolo de actuación común y abordar por ejemplo el exceso de carga, no solo como una acción del ministerio de Transporte, también como lo que tiene que ser con ARBA, AFIP, por la evasión impositiva, por el contrabando, por las elusiones, tendrán intervención todas las agencias que corresponde. 

En pasajeros,  no solo hemos logrado normalizar todo lo que tiene que ver con subsidios y control de las empresas ya que también estamos trabajando en la regulación de concesiones. Y fundamentalmente trabajamos en mejorar la conectividad en el interior de la provincia, uniendo distritos que se habían quedado sin conexión durante la pandemia y estableciendo nuevos recorridos.

— Si bien no están dentro de la órbita del ministerio ¿cuál es su mirada sobre los puertos?

— La Subsecretaría de Puertos depende del ministerio de Producción que encabeza  Augusto Costa. Nosotros tenemos que ver en la logística de la actividad portuaria. Simplemente interactuamos tanto con Producción, como con los consorcios y obviamente con los dadores de carga y los transportistas.  Nuestro objetivo es tener un sistema logístico cada vez más moderno, cada vez más aceitado y fundamentalmente más eficiente para que los costos comparativos de las riquezas exportables beneficien a nuestros productores y podamos exportar más y mejor. 

– ¿Cómo avanza el control de puertas de entrada y salida para el narcotráfico?

– Seguimos teniendo graves problemas que se van a arreglar ahora con fundamentalmente mayores controles en la Hidrovía. En eso también la Prefectura tendrá que hacer un esfuerzo mucho más grande para ayudarnos en ese control porque hoy tenemos algunas cosas que son realmente llamativas como que por ejemplo Paraguay tenga una de las flotas fluviales más grandes del mundo, infinitamente más grande que la de Argentina. Para esto tendremos que revisar también nuestra posición arancelaria para que los buques argentinos no cambien de bandera. 

– ¿Hubo alguna definición con el tema aeropuerto de La Plata?

– Trabajamos  para generar una propuesta, no solo para reactivar el aeropuerto sino que además se víncule con el resto de la provincia. Nos proponemos que en algún momento sea también alternativa del Aeroparque Jorge Newbery.  En ese sentido, concretamos consultorías y cooperaciones técnicas con el BID y con el Banco Mundial.

–¿Hay alguna línea de trabajo concreta con el BID?

– En esto nos ha ayudado mucho el ministro de economía Sergio Massa y además lo que estamos trabajando es en este tipo consultorías vinculadas con la actividad portuaria y el transporte público de pasajeros para que nos ayuden a definir un proyecto de largo plazo. 

 

Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias