Lunes 06 de febrero de 2023 - Edición Nº311

Cielos

TRAERÁ DOS MÁS ANTES DE FIN DE AÑO

Flybondi incorporó su décimo avión y reclama más espacios en Aeroparque

La llegada del nuevo Boing 737-800 NG forma parte de su plan de expansión trazado para duplicar su flota, sus ofertas de vuelos y la cantidad de pasajeros transportados. Quejas por la falta de lugares de amarre


Por: Redacción TYL

 Con la incorporación de su décimo avión  Boeing 737-800 NG con capacidad para 189 personas,  la aerolínea low cost Flybondi logró culminar el plan inicial de crecimiento e inversión que había trazado para duplicar su flota, su oferta y la cantidad de pasajeros transportados.

Sin embargo, al igual que sucedió con otras aeronaves que adquirió con anterioridad, la compañía sigue sin conseguir espacios de amarre en el Aeroparque Jorge Newbery lo cual le genera varias complicaciones operativas que condicionan su actividad en el mercado de cabotaje.

Tras el cierre de El Palomar, tanto a Flybondi como a Jetsmart, las autoridades nacionales de Transporte les habían prometido lugares para poder operar desde Aeroparque. Jetsmart recibió un amarre y tres más por el espacio que dejó vacante Norwegian, mientras que Flybondi consiguió tres. Pero después de eso, con cada aeronave que llegó la respuesta del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna) y la concesionaria Aeropuertos Argentina 2000 fue que no había espacio, con lo que los aviones nuevos permanecen en Ezeiza.

“La situación sigue siendo la misma. El Orsna y AA2000 dicen que no hay espacio de pernocte en Aeroparque, con lo cual tenemos tres aviones ahí y siete en Ezeiza, y cuando venga el avión número 11 seguro irá a Ezeiza. Siempre que solicitamos los amarres para las aeronaves nuevas esperamos que nos asignen el espacio, y cuando nos lo rechazan solicitamos Ezeiza y nos lo dan”, señaló el CEO de Flybondi, Mauricio Sana en declaraciones a La Nación

“Estamos trabajando a nivel legal para que el Orsna y AA2000 definan cuáles son las reglas para la asignación de espacios porque, cuando analizamos lo que pasa en Aeroparque, hoy movilizamos más del 20% del tráfico doméstico y tenemos altas tasas de utilización. Queremos que se definan criterios de productividad de los espacios, porque no pueden dejar lugares para aeronaves que salen recién a las 11 o que solo están estacionadas. Necesitamos que haya más claridad y un espacio en dónde hablar esto, porque hoy reina el silencio”, agregó.

 Más allá del pedido de Flybondi, Jetsmart también tiene un reclamo en la Justicia. Según fuentes del sector, en la terminal metropolitana tendrían amarre aviones de Andes, que había dejado de operar y ahora volverá a hacer vuelos chárter, y aeronaves de aviación ejecutiva que podrían estar en la estación de San Fernando.

En lo que respecta a sus próximos pasos, Flybondi anunció que prevé sumar dos aeronaves más para terminar el 2022 con una flota total de 12 unidades.

Este incremento de capacidad permitirá aumentar y reforzar las frecuencias de las rutas nacionales e internacionales, y también prepararse para la temporada de verano.

Con respecto al próximo año, la empresa anticipó que lanzará una búsqueda en el mercado de leasing de por lo menos 5 aviones Boeing 737-800 para sumar durante 2023.

Durante este último año Flybondi incorporó más de 500 empleados y generó más de 13.500 empleos indirectos en todo el territorio argentino.

Por otro lado, aumentó sus frecuencias a todas sus rutas nacionales e internacionales. Además incorporó 4 destinos de cabotaje: Ushuaia, Puerto Madryn, El Calafate y Comodoro Rivadavia. De esa manera amplió la conectividad con el sur del país. En la actualidad ya vuela a 15 provincias, a 17 destinos nacionales y 2 destinos internacionales.

Flybondi es la segunda aerolínea más grande del país, con una cuota de mercado doméstica del 17% y 5% de cuota de mercado internacional, según las estadísticas del último mes de octubre.

Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias