Lunes 06 de febrero de 2023 - Edición Nº311

Ríos y mares

ACUERDO ENTRE EL GREMIO Y LA CONCESIONARIA

Tras un mes inactivo por un conflicto laboral, vuelve a operar el puerto de Rosario

Luego de un mes de inactividad, el puerto de Rosario se encamina a normalizar sus tareas tras un acuedo que lograron la concesionaria portuaria y el gremio de los estibadores. Las empresas más afectados por el paro


Por: Redacción TYL

Tras un prolongado conflicto gremial que se extendió durante un mes y llegó a inmovilizar las cargas de más de 1.000 contenedores, el puerto de Rosario se apresta a volver a operar luego del acuerdo que alcanzaron las partes enfrentadas en el ministerio de Trabajo.

Los representantes del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) y la empresa TPR (Terminal Puerto Rosario) llevaron a un acuerdo que contempla la reincorporación de 20 estibadores, un incremento salarial del 90% anual y el pago del 65% de los días de huelga.

El secretario general de la delegación Rosario del SUPA), César Aybar señaló que se arribó a un acuerdo por el cual “se reincorpora a 20 de los 25 compañeros y a los 5 despedidos con causa se les consiguió una indemnización como si fueran sin causa". Además, indicó que los despedidos accederán al "fondo de desempleo por un año" y gozarán de cobertura de "obra social por seis meses".

El representante gremial destacó que en la discusión paritaria obtuvieron "un 90 % de recomposición salarial hasta marzo de este año, con cláusula de revisión".

El acuerdo contiene "una cláusula que no se puede despedir ni suspender a nadie por falta de trabajo o problemas de infraestructura", puntualizó Aybar con respecto a  la falta de inversión de TPR en los muelles locales en materia de infraestructura.

A su vez, el titular del SUPA local sostuvo que también se acordó una mejora para el personal eventual de TPR, mientras que la concesionaria asumió el compromiso de pagarles el bono navideño a los 20 despedidos que ahora fueron reincorporados.

El conflicto entre la concesionaria TPR y el SUPA se había desatado hace un mes por la discusión por incremento salarial, que derivó en la paralización de actividades y el despido de 25 estibadores.

Durante el fin de semana, desde la Unión Industrial Argentina (UIA) salieron a expresar su preocupación por el impacto que estaba generando el conflicto y la paralización portuaria en el desarrollo de la actividad productiva.

Según el relevamiento realizado por la entidad, quedó inmovilizada la carga de más de 1.000 contenedores” que provocan para las empresas afectadas “pérdidas económicas millonarias”.

 La entidad fabril había alertado que “la parálisis de la terminal, que es una de las vías principales del circuito logístico hacia el exterior, perturba seriamente la operatoria de comercio exterior, generando el doble perjuicio de impedir el abastecimiento local y el ingreso de divisas al país”, remarcaron.

La UIA señaló que las empresas locales que se han visto más afectadas por el freno de actividades en Rosario son cerealeras, alimenticias, automotrices y exportadoras de electrodomésticos porque “tienen compromisos de ventas y plazos acordados con clientes del exterior a los que no pueden responder. Esto genera paradas de producción, riesgos de pérdidas de mercados de exportación e incluso sanciones por el incumplimiento de los compromisos asumidos”.

Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias