Lunes 06 de febrero de 2023 - Edición Nº311

Ríos y mares

CONFLICTO SIN FIN

Puerto de Rosario: sigue paralizado y los industriales santafesinos reclaman la intervención del gobierno provincial

Ante el prolongado conflicto que mantiene bloqueado el Puerto de Rosario desde hace más de 40 días, la federación industrial de Santa Fe pidió al gobernador Omar Perotti que intervenga para liberar los accesos


Por: Redacción TYL

Pese al acuerdo que se había alcanzado la semana pasada para levantar la medida de fuerza y reincoporar 20 de lso 25 trabajadores que fueron cesanteados, el puerto de Rosario continúa paralizado y bloqueado por un grupo de empleados que no acepta los términos del convenio definido en la cartera laboral.

El conflicto se reavivó el lunes cuando los cinco operarios que habían quedado excluidos del acuerdo no pudieron ingresar porque la empresa TPR (Terminal Puerto Rosario) los considera despedidos, debido a que cometieron hechos internos de violencia con la quema de garitas de seguridad y destrozos de parte de las instalaciones.

Ante la paralización del puerto que la lleva más de 40 días, la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) presentó un escrito al gobernador de la provincia, Omar Perotti, donde deja constancia de las pérdidas económicas que genera el conflicto y solicita su intervención para liberar de forma “urgente” los accesos a la Terminal Puerto Rosario (TPR). 

Desde la Unión Industrial Argentina (UIA) ya habían expresado su preocupación por el impacto que genera el conflicto y la paralización portuaria en el desarrollo de la actividad productiva.

Según el relevamiento realizado por la entidad fabril, "en la terminal privada se encuentra inmovilizada la carga de más de 1.000 contenedores” que provocan para las empresas afectadas “pérdidas económicas millonarias”.

La carta que lleva la firma del presidente de Fisfe, Víctor Sarmiento y el secretario de la institución, Walter Andreozzi reclama la inmediata intervención del gobernador Perotti "ante los hechos de dominio público que vienen afectando la normalidad operativa del puerto".

Los industriales de Santa Fe advirtieron que “se están afectando derechos constitucionales que dejan como consecuencia pérdidas económicas irreparables para la provincia y la Nación”. 

La concesionaria portuaria TPR tiene como integrante mayoritario con el 50% de las acciones a la firma Inversiones Portuarias Andinas (IPAL). La empresa pertenece al holding de capitales chilenos Ultramar, que tiene a su cargo el gerenciamiento operativo del puerto. El resto del capital accionario se encuentra dividido entre empresas que tienen origen en el grupo Vicentin, que actualmente se encuentra en convocatoria de acreedores.

El conflicto entre TPR y el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), lleva más de un mes y medio, cuando 25 trabajadores habían sido despedidos tras una discusión por actualización de salarios que incluyó varios días de huelga, la paralización en los muelles para carga y descarga. 

Tras la audiencia de conciliación realizada el  5 de enero en el ministerrio de Trabajo, los representantes de TPR y el grmio del SUPA acordaron la reincorporación de 20 de los 25 trabajadores desvinculados de la terminal y una suba salarial del 90%, con cláusula de revisión. 

Pero un grupo de delegados y trabajadores desconcieron ese acuerdo y acamparon en los accesos de la terminal impidiendo con agresiones y amenazas el ingreso del resto de los empleados, en reclamo de la reincorporación de los otros cinco trabajadores, que fueron despedidos con causa. 

Las empresas locales más afectadas por el freno de actividades en Rosario son cerealeras, alimenticias, automotrices y exportadoras de electrodomésticos, que tienen compromisos de ventas y plazos acordados con clientes del exterior a los que no pueden responder. Esto genera paradas de producción, riesgos de pérdidas de mercados de exportación e incluso sanciones por el incumplimiento de los compromisos asumidos, alertó la UIA. 

 


 

Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias