Miércoles 31 de mayo de 2023 - Edición Nº425

Ríos y mares

VIA NAVEGABLE TRONCAL

Movida política de los embajadores EE.UU. y Bélgica por el dragado de la Hidrovía

Los diplomáticos visitaron una draga del grupo Jan de Nul y enviaron una señal al Gobierno para que active la licitación que tiende demorada para volver a concesionar el dragado y balizamiento sin avales del Estado


Por: Redacción TYL

En un momento en que el futuro de la hidrovía ha vuelto a convertirse en un tema clave en la agenda de las relaciones exteriores del Gobierno con los gobiernos de EE.UU. y China; el embajador estadounidense en Argentina, Marc Stanley y su colega de Bélgica, Karl Dhaene se unieron para enviar una fuerte señal política de apoyo a la continuidad de las obras de dragado que viene realizando desde mediados de los años 90 el grupo europeo Jan de Nul.

Los embajadores viajaron hasta la provincia de Corrientes para interiorizarse de las tareas y las condiciones de trabajo de la draga ecológica Alfonso de Alburquerque que la filial local de Jan Nul tiene operando en el país para las obras de dragado y mantenimiento de las condiciones de navegabilidad de la hidrovía.

“Qué gran oportunidad para aprender de primera mano sobre el importante trabajo de dragado que hace del río Paraná una vía eficaz y eficiente para el transporte de bienes dentro y fuera del país. Gracias a Jan De Nul Group por la invitación y al Embajador Karl Dhaene por acompañarnos”, tuiteó el representante diplomático de EEUU.

Por su parte, el embajador de Bélgica dio cuenta de la movida conjunta al destacar en su cuenta de Twitter lo siguiente: “Honrado de visitar, junto con mi colega Marc Stanley, una draga de Jan De Nul en Corrientes, donde me impresionó el trabajo de calidad que la compañía belga está haciendo desde hace varias décadas en la Argentina y la región.

La situación actual de la Hidrovía y el llamado a licitación que tiene pendiente la administración de Alberto Fernández para concesionar el dragado y balizamiento fue uno de los temas destacados que abordaron el ministro de Economía, Sergio Massa y la subsecretaría de Estado de los EE.UU., Wendy Sherman hace unos días en República Dominicana.

La evolución de la licitación internacional que se comprometió a llevar adelante el Gobierno es seguida de cerca por la administración de Joe Biden que ve con preocupación el posible avance de empresas chinas en la operación y manejo de la hidrovía, la principal y estratégica vía navegable del país por donde se movilizan el 80% de las exportaciones agropecuarios y el 90% del tráfico anual de contenedores.

Tras haber dado por finalizado la concesión que tenía la empresa Hidrovía SA, en setiembre de 2021 el Gobierno procedió a designar como “concesionaria temporaria” del corredor navegable a la Administración General de Puertos (AGP).

El organismo portuario—que comanda el santacruceño K, José Beni—se hizo cargo del cobro de los peajes a los barcos de cargas y subcontrató las obras de dragado a la Compañía Sudamericana de Dragados (CSD), del grupo Jan de Nul, y las tares de balizamiento con la empresa local Emepa.

Según lo dispuesto en el decreto 949/2020, la AGP y el ministerio de Transporte que conduce el massista, Diego Giuliano tienen que llevar adelante una licitación pública nacional e internacional para concesionar a operadores privados las obras de dragado y balizamiento de la hidrovía bajo el riesgo empresario y sin avales del Estado.

 

Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias